El Miedo A La Recuperación


Photo by Craig Lovelidge on Unsplash


Mayo terminó siendo un mes sin mucho brillo, un poco recordándonos lo que era un mercado bursátil antes de la pandemia, con días buenos y malos, pero en general con un crecimiento moderado. Al cierre del mes, los principales índices bursátiles cerraron mixtos, el S&P500 y Dow Jones crecieron, +0.55% y +1.93% respectivamente, mientras que el Nasdaq retrocedió -1.53% con respecto al cierre del mes anterior.

Ya con los excelentes resultados del primer trimestre del año incorporados en el valor de las empresas, el mercado ha volcado su interés en los aspectos macroeconómicos y en especial la elusiva inflación y el rol futuro de la Reserva Federal.

Si hacemos un recuento, el año pasado estábamos en el apogeo de la pandemia, con un mercado volátil y muy susceptible. En ese momento, la Reserva Federal tomó medidas extraordinarias para evitar que la economía entrara en una fuerte recesión. De manera resumida, La Reserva Federal bajó la tasa de interés casi a cero y estableció un plan de compra de deuda del Tesoro y de empresas con la finalidad de mejorar la liquidez del mercado y evitar una crisis más profunda. Hoy, visto en retrospectiva, el tratamiento ha estado funcionando, estamos en un punto donde la recuperación es clara y la pandemia controlable, por lo que, los inversionistas se están comenzando a preguntar, ¿cuándo la Reserva Federal comenzará a levantar estas medidas extraordinarias?

La particularidad de estas medidas es que son muy acomodaticias. A modo de ejemplo, es como el tratamiento médico a un paciente adicto. Una vez que el paciente muestra una mejoría es probable que muchas de esas medicinas o paliativos que se utilizaron se vayan retirando para que el paciente vuelva a su normalidad pero, en el proceso, van a existir síntomas de abstinencia. Volviendo al mundo financiero, al inversionista tradicional, el hecho de que exista “inflación” puede indicar que la Reserva Federal, comience a levantar las medidas extraordinarias vigentes más rápido de lo esperado, por ejemplo, que suba la tasa de interés, lo que sugeriría unas condiciones menos favorables para invertir. Esto no quiere decir que sea algo negativo, significa que invertir requerirá un poco más de criterio y no tanto la exuberancia generalizada que vivimos en el primer trimestre del año.

¿Cómo podemos afrontar esta etapa de presión inflacionaria y subida de tasas de interés?

  • Reevaluar los instrumentos de renta fija (i.e. bonos), son los más propensos a perder valor en un escenario de subida de tasa de interés. En el mundo financiero, a este riesgo se le conoce como riesgo de Duración. Hay que ser muy selectivo.

  • Invertir en acciones de empresas que generen valor. En términos prácticos empresas que muestran consistentemente ingresos, ganancias y crecimiento. Una buena fórmula para combatir la inflación.

  • Revisar la relación de retorno versus riesgo de los portafolios. No todas las empresas tienen la mejor disposición para afrontar una subida de tasas de interés, algunas dependen de muchas de las condiciones actuales por lo que no es un mal momento de reconsiderar su rol en los portafolios.

La historia nos ha demostrado que las tasas de interés no permanecerán en estos niveles por siempre, pero es muy difícil predecir la velocidad y cuando pueden subir. Mi sugerencia, estar preparado y no perder el foco en la estrategia de inversión definida. A todos los que deseen una opinión de sus portafolios no duden en contactarme y lo revisamos en detalle. Igual les sugiero que antes de hacer cualquier cambio lo consulten con su Asesor Financiero.

Mientras tanto, a la fecha de hoy, el barril de crudo se cotiza en $69.65/barril; el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años estable en 1.5350%; el oro en $1.897,20 por onza, el Euro cotiza a una tasa de 1.2186 euros/USD y, finalmente, el bitcoin cayendo a un tasa de en $31.610,59/bitcoin. Espero que tengan un buen día y los invito a que me escriban con sus inquietudes y dudas.

Eduardo Lucca Bianchi

7 views